Inicio » Rituales para atraer el dinero » Ritual para montar tu propia empresa

Ritual para montar tu propia empresa

Ritual para montar tu propia empresa Cuando nos embarcamos en un nuevo proyecto nos van surgiendo todo tipo de dudas. Seguramente hayamos hecho un estudio previo y estamos seguros de su viabilidad, pero necesitamos algo que, efectivamente, sea capaz de decirnos que todo va a ir bien.

Vosotras me solicitáis servicios de videncia para poder ver como os va a ir en el futuro si tomáis la decisión.

También podéis hacer un “ritual para montar tu propia empresa” en vuestra casa.  Cualquier persona puede llegar a prepararlo, tan solo tienes que asegurarte de seguir los pasos perfectamente y no equivocarte en ningún.

De esta manera los efectos perdurarán en el tiempo.

 

Ritual para montar tu propia empresa con avellanas

Ingredientes

– Nos hace falta 10 avellanas que no tengan cascara

– 2 litros de agua

– También necesitamos una ramita de perejil

 

Como hacerlo

Cogemos las avellanas y las machacamos a la vez que la ramita del perejil. Utiliza un cuenco que esté perfectamente limpio; no debe de tener ningún resto de otro elemento. Lo mejor que puedes hacer es ponerlo a hervir horas antes y dejar que se seque plenamente al sol.

La sustancia resultante se ha de introducir en los dos litros de agua, remover bien y llevar a ebullición durante 15 minutos. Cuando haya pasado el tiempo tenemos que colarla para preparar una infusión con ella.

Una vez que tengamos este líquido tenemos que colocarlo en un cubo y fregar nuestro comercio con él. En el caso de que la oficina esté en tu hogar, bastará con que friegues tu casa con ello.

Para que el “ritual para montar tu propia empresa” funcione debes de fregar completamente el suelo del lugar; desde la puerta hasta cualquier tipo de rincón.

Este hechizo se debe de hacer los días lunes y miércoles de un mes. Si sigues estos pasos, los efectos se notarán al mes siguiente de haber empezado.

 

 

¡No te lo pierdas!

Ritual para retener el dinero

En esta vida pasamos por algunas situaciones económicas difíciles y algunas de bonanza donde parece ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *